Aprendizaje interactivo con códigos QR

En los últimos tiempos, muchos profesores nos hemos encontrado ante la difícil disyuntiva de querer incorporar tecnología en el aula y no poder por falta de medios, pues el uso de la tableta en clase debe ser una apuesta del centro. En estas situaciones tenemos dos opciones: rendirnos o buscar alternativas que suplan dichas carencias.

En mi caso, tuve la fortuna de toparme con la aplicación Plickers, que no llega a sustituir las tabletas, pero permite interactuar con los alumnos y conseguir un feedback instantáneo. Esta aplicación genera unos códigos QR que deben imprimirse y vincularse con cada alumno. Yo decidí plastificarlos para que me durasen todo el curso.

El funcionamiento es muy sencillo: se entrega a cada alumno su ‘plicker’ y se realiza una pregunta en voz alta o a través de la aplicación. Plickers sincroniza instantáneamente la tableta y la web, por lo que la pregunta se ve tanto en la tableta del profesor como en la pizarra digital.

El alumno contesta a través de su código, eligiendo una de las cuatro opciones posibles. A continuación, el profesor hace un barrido con su dispositivo y la aplicación detecta qué respuesta ha dado cada alumno. Automáticamente, se genera un gráfico con las respuestas por pregunta. Así, los niños pueden ver qué opción han votado o si la aplicación ha detectado su respuesta.

Más utilidades


En clase también lo hemos utilizado para votar a los encargados mensuales y al delegado e incluso para valorar la exposición oral de un compañero antes de darle feedback sobre lo que podría mejorar para la siguiente presentación.

Otros usos son conocer qué piensan nuestros alumnos sobre un tema concreto cuando no queremos que las opiniones de unos interfieran en las de los otros o para repasar casi cualquier contenido (acentuación, operaciones…). De igual modo, esta aplicación me ayuda a incorporar elementos de gamificación y cierta conectividad, además de suponer un elemento motivador para mis alumnos.

Escribir comentario

Comentarios: 0